Lavado de imagen en Torrelodones

Escrito por La Voz de Torre y Hoyo el . Posteado en Editorial, Opinión, Torrelodones

11 Flares Twitter 3 Facebook 3 Google+ 1 LinkedIn 4 11 Flares ×

pleno-torrelodonesLa imagen del último pleno celebrado en Torrelodones podría ser la de una crónica anunciada. La falta de consenso y diálogo se imponen en un final de legislatura que no ha sido más que una forma de gobierno de Vecinos por Torrelodones. Sorprende la rendición de los grupos de la oposición cuando permitieron que el debate más importante del año se llevase a cabo como un punto más del orden del día de un pleno que comenzó a las 18,00h., y se extendió más allá de las 2 de la madrugada. VxT planteó pasadas las 23,00h., unos presupuestos poco creíbles, donde bajaban todas aquellas partidas destinadas a bienestar social: servicios sociales, educación, desarrollo local, deportes…Los presupuestos se incrementaban en cinco millones de euros y lo único que subía era urbanismo. El concejal del ramo se convierte en adalid y en quien manda en el Ayuntamiento. Unos presupuestos que nuevamente no cumplían con la estabilidad presupuestaria. Así pues, las cuentas de 2014, aquellas que tampoco se aprobaron, que entraron en vigor una vez que la alcaldesa no contase con la confianza de los grupos ni hubiese moción de censura, se prorrogarán. ¿Qué hubiese ocurrido si en las filas de la oposición estuviese Vecinos por Torrelodones? Sin lugar a dudas, se habrían levantado. No habrían permitido un debate tan importante más allá de las 23,00h., hubiesen tachado de demagogo al equipo de gobierno, de falta de trabajo e ido a contarlo a sus medios afines.

Nada de esto importa ahora cuando están en el sillón municipal. Siguiendo el axioma del maestro alemán de la propaganda Joseph Goebbels: Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”, la nota de prensa municipal redactada por Vecinos por Torrelodones dedicaba dos líneas a contar que los presupuestos estaban prorrogados para el próximo año. En cambio, el extenso cuerpo de la noticia se dedicaba a ensamblar la propuesta del concejal de propaganda de “bautizar” calles con nombres de vecinos. Una medida que puede ser oportuna en un momento dado pero que en el actual huele a un populismo arrebatador y con la que pretenden atraer votos hacia su partido: invitan a las familias de los candidatos a dar nombre a las calles del municipio al salón de plenos; el concejal se hace eco de sus historias personales, se emociona, se acongoja y, una vez aplaudido, les animan a marcharse. Lo importante viene en los siguientes puntos del pleno y eso, mejor que no se conozca.

La imagen es lo verdaderamente interesante para VxT; la gestión no. El equipo de gobierno se ha sumido en una carrera sin fondo para hacerse con votos. Tres años y medio después de que llegasen al Ayuntamiento han emprendido un lavado de cara: reuniones con urbanizaciones, con los ciudadanos de La Colonia, con distintos estamentos para prometerles el oro si vuelven a gobernar. Algo huele muy mal. Precisamente en una de estas reuniones un avispado asistente ya les advirtió de que estaban tratando de comprar votos. ¡Si esto hubiese pasado en la anterior legislatura! VxT habría hecho correr ríos de tinta.

¿Y la oposición? Impávidos ante el lavado de imagen de VxT.

Los próximos meses comenzará la campaña electoral. De momento, tan solo el candidato del PSOE ha salido a la palestra. El Partido Popular ya ha despejado la incógnita y ha acallado rumores: el presidente y hasta ahora portavoz, Javier Laorden, abandona las primeras filas de la política por motivos personales y profesionales. Deja un listón muy alto. En su favor, ha sabido regenerar y traer aire nuevo al partido. Se ha convertido en el azote de VxT en los plenos, donde los ha arrinconado. Sin embargo, los plenos no llegan al gran público. El Partido Popular no ha sido capaz de contar a los ciudadanos lo que realmente está ocurriendo en Torrelodones: un pueblo que necesita de los impuestos para sobrevivir, con un gobierno que no ha atraído inversores al municipio. Las empresas no confían en ellos y se marchan a otras localidades. Al final, los ciudadanos tendrán que elegir qué prefieren: si una imagen personal o una gestión.

Caso aparte, Hoyo de Manzanares. El PP afronta un final de legislatura convulso. La Junta de Gobierno municipal ha perdido sus competencias, que han pasado al pleno, gracias a una moción aprobada por la oposición y a la que se sumó un concejal del PP el pasado mes de julio y que ahora entrará en vigor. Dicen que eso es “democracia”. Nada que ver con lo expresado en el pleno de Torrelodones por el concejal de urbanismo de VxT: “En democracia, quien toma la decisión es quien está en el equipo de gobierno”. Y esto lo dice alguien que gobierna con una minoría pírrica. La palabra democracia, tan denostada y con distintas acepciones según quién la utilice, aunque sea alguien que intenta imponer un poder absolutista.

 

 

 

11 Flares Twitter 3 Facebook 3 Google+ 1 LinkedIn 4 11 Flares ×

Etiquetas:, , , ,

La Voz de Torre y Hoyo

Periódico de información general sobre los municipios de Torrelodones, Hoyo de Manzanares y pueblos colindantes del noroeste de Madrid Nació en mayo de 2003