El equipo femenino del Torrelodones CF no pudo sumar en la primera jornada

Escrito por La Voz de Torre y Hoyo el . Posteado en Deportes, Torrelodones

5 Flares Twitter 2 Facebook 2 Google+ 1 LinkedIn 0 5 Flares ×
Equipo femenino

Equipo femenino

Arrancó la temporada en la Segunda División Nacional Femenina y el Torrelodones recibía al Alhóndiga con la firme intención de estrenar su casillero de puntos. Pese a las numerosas bajas con las que contaba el técnico y la entidad del rival, siendo uno de los equipos que mejor se ha reforzado con el objetivo de discutirle al Madrid CFF la supremacía de la categoría, la ilusión por lograr la victoria y el trabajo realizado durante estas semanas de pretemporada eran indicios de la buena salud de la que goza el grupo. No obstante, la falta de fluidez en las acciones combinadas pesó mucho en el resultado final, que incluso se antoja corto para las ocasiones de gol de las que dispusieron las jugadoras getafenses. Estas, sin realizar un partido memorable, demostraron mejores automatismos y lograron inquietar la meta de Aurora durante gran parte del encuentro.

Rubén Jiménez se decantó por el toque de Bea Cano y Lola en el mediocampo, situando a Mery por detrás, buscando así reforzar una línea defensiva con muchas bajas. Arriba, Judith Ledesma, Mirella y Miri serían las puntas de lanza pero apenas recibieron balones con claridad en todo el partido. Si bien el planteamiento fue correcto, el resultado no fue, en absoluto, el deseado y el equipo rival llegaba con claridad ante Aurora, que mantuvo con vida a las torresanas, salvando el segundo gol hasta en tres ocasiones antes del descanso. Desde los once minutos, el rival mandaba en el marcador merced a un buen disparo de la atacante que se hizo imposible para la guardameta local y el Torre trató de estirarse buscando el empate en lo que posiblemente fueron los mejores minutos del partido que, como decimos, no brilló por ofrecer un gran espectáculo, algo muy habitual a estas alturas de temporada.

Con el gol a favor, las de Getafe no se dejaron llevar pese a la tímida reacción local y trataron de continuar con el juego planteado desde el inicio, buscando sorprender con la velocidad ofensiva de la que gozan. Así, fueron acumulando ocasiones y sensación de control que, aunque irreal, permitía una seguridad en todas sus líneas. La realidad es que no existía fluidez entre el mediocampo torresano y la línea de ataque, lo que impedía la creación de ocasiones ante la meta contraria. Apenas Mirella en un ocasión y Bea Cano en un tímido lanzamiento después de una gran acción individual, fueron capaces de disparar sobre la portería rival en todo el encuentro.

Tras el descanso, el partido perdió incluso en intensidad. Las locales trataban de combinar sin acierto y las visitantes tenían muy claro que su juego debía de basarse en balones largos buscando la velocidad arriba, en línea de ataque. Las locales se mostraron incapaces de superar la defensa rival y las rápidas acciones de Alhóndiga hacían sufrir en exceso la retaguardia. Las ocasiones solo sumaban del lado visitante y el encuentro se acercaba peligrosamente a una pelea a los puntos, donde Alhóndiga fue mejor y dominó el desarrollo del partido. Pese a que los contrincantes ya estaban a punto de besar la lona, Alhóndiga supo explotar mejor sus virtudes sin desnudar sus carencias mientras que Torrelodones mostró su idea de juego aún en fase prematura, con buenas ideas pero, de momento, insuficiente ejecución.

Cuando el encuentro tocaba a su fin, en la última jugada, Alhóndiga marcaría el segundo tras un saque de esquina. Un resultado que merecieron las de Getafe merced a su mejor comprensión del partido y del papel a desempeñar en él.

El Torre mostró un estilo, una idea por desarrollar. Claramente se pudo ver que el concepto es el de mimar el balón, de hacerlo rodar, pero, bien por falta de entendimiento global, bien por lentitud en acciones determinadas, el estilo fue precisamente eso, una idea por desarrollar. Con mimbres, con conceptos, con el boceto hecho pero sin repasar. Aún es demasiado pronto para juzgar un proyecto que acaba de comenzar, con 8 jugadoras incorporadas este año en el 11 titular y con falta de la frescura necesaria durante la temporada. Hay motivos para sonreír pese a la derrota, sin duda. El motivo son unas jugadoras en las que se confía plenamente porque, como decimos, el proyecto existe, no es irreal. Falta rodaje, falta adquirir automatismos y falta fluidez pero el fútbol existe en las botas de esta plantilla y en la cabeza de los técnicos.

 

5 Flares Twitter 2 Facebook 2 Google+ 1 LinkedIn 0 5 Flares ×

Etiquetas:, , ,

La Voz de Torre y Hoyo

Periódico de información general sobre los municipios de Torrelodones, Hoyo de Manzanares y pueblos colindantes del noroeste de Madrid Nació en mayo de 2003