Compuestos…y sin boda. Cuando casarse en Torrelodones no tiene precio

Escrito por La Voz de Torre y Hoyo el . Posteado en Torrelodones

21 Flares Twitter 4 Facebook 14 Google+ 2 LinkedIn 1 21 Flares ×
Los novios, impacientes, esperan la llegada del concejal que tenía que casarlos

Los novios, impacientes, esperan la llegada del concejal que tenía que casarlos

¿Quién casó a los novios en la boda que no se celebró? Esto es lo que se pregunta el Partido Popular de Torrelodones en una nueva Newsletter.

Compuestos…y sin boda se quedaron unos novios cuando el concejal de Hacienda, Luis Collado, se olvidó de que tenía que casarlos o llegó, al menos, dos horas tarde a la ceremonia.

A continuación: reproducimos la Newsletter del PP:

“Parece un acertijo, pero no lo es. Solo es una incógnita. Un misterio que dos preguntas planteadas por el Grupo Popular al concejal de Hacienda de Vecinos por Torrelodones en el Pleno del Ayuntamiento, no han conseguido desvelar.

Y no es cuestión baladí, pues menudo susto se llevarán los contrayentes que contrajeron matrimonio cuando vuelvan de su luna de miel y se enteren de que su boda no se celebró.

Para intentar entender lo que pasó, es necesario ponerse en los zapatos del novio, o de la novia, según el caso:

Una joven pareja de enamorados de Villalba decide contraer matrimonio civil en una magnífica finca de Torrelodones; y para ser casados por un concejal del mediático equipo de gobierno de VxT, pagan la “simbólica” tasa municipal de 874 euros.

El día acompaña, una temperatura ideal para ser noviembre, y además, no llueve. Ella, guapa y radiante, con su vestido blanco. Él, en su elegante esmoquin, se parece a Bond… Sí, a James Bond.

Está todo listo. Las fotos de rigor en el bonito entorno natural están hechas, y los invitados han llegado puntualmente. Algunos familiares y amigos han viajado desde provincias y hasta de lejanos países para la ocasión.

El banquete para después de la ceremonia, preparado. Las flores adornan la finca y las mesas… Ya es la hora señalada para el gran momento, las 13:30. Fantástica elección —piensan todos—, pues así, nada más acabar el emotivo momento, podrán pasar al aperitivo y posterior comida.

No falta casi nada. Solo echan de menos al concejal del simpático equipo de gobierno de VxT que va a celebrar su boda.

Pasan 20 minutos de la hora señalada y los novios empiezan a inquietarse, pues el concejal no llega. Los minutos continúan transcurriendo… 30, 40… 2 horas y sigue sin llegar.

A pesar del día fresco, al novio comienza a apretarle la pajarita y sudarle la frente, y los zapatos nuevos. A la novia, las sonrisas nerviosas le cambian el gesto; menos mal que las fotos “posadas” ya se hicieron. El vestido blanco seguramente llevaría algo más de nailon del que le dijeron, pues nota calor por todo el cuerpo. El ramo de flores en las manos comienza a resbalar un poco… son las palmas, que le sudan.

¿Cuánto tiempo tuvieron que esperar? ¿Cuántas llamadas desesperadas intentando localizar al celebrante? ¿Cuántos canapés habrán manoteado los niños y adultos cuando empezó a picarles el gusanillo?… Son incógnitas que nos atormentan, y esperamos poder desvelar en algún momento.

Pero quizás los contrayentes que contrajeron matrimonio en la boda que no se celebró, nos lo quieran contar. Después de todo, entre todos los ciudadanos de Torrelodones les devolvimos la tasa de la ceremonia, que no hubo. Y eso que no estábamos invitados.

Pues sí. El informe de Intervención de fecha de 26 de noviembre de 2014, que lleva por asunto: «Devolución ingreso a Don Pepe y Doña Paca, por matrimonio civil no celebrado», indica que «Examinado el expediente y vista la nota remitida por el Concejal Delegado de Hacienda, donde se explica que el matrimonio no pudo celebrarse, por causas imputables a este Ayuntamiento y ajenas a los contrayentes, procede la devolución del importe ingresado de 874,65 euros». (Los nombres de la sufrida pareja han sido cambiados para respetar su intimidad).

Por suerte para ellos —porque menuda gracia tener que organizar todo de vuelta—, en el Acta firmada por los contrayentes, testigos y el Sr. Concejal D. Luis Ángel Collado Cueto, se certifica que «se ha celebrado dicho matrimonio civil el día y a la hora señalada».

Pero lo que nos sigue inquietando, y esperamos que —por compasión— Pepe y Paca nos lo cuenten, es: ¿Quién los casó, si su matrimonio no se celebró, tal como indicó el concejal, y por eso todos los vecinos les devolvimos por su boda no celebrada los 874,65 euros correspondientes a la tasa, más 4,43 euros de intereses?

El abanico de posibilidades es amplio. ¿Los casaría un amigo del novio como en la película “El Hijo de la novia”? ¿Habría un capitán de barco entre los invitados? ¿Un camarero con prisas por comenzar a servir el banquete? ¿Algún familiar impulsado por ingerir demasiado cava con el estómago vacío? ¿Lo haría el propio concejal delegado, entre los postres y el baile?

Porque finalmente, D. Luis, en algún momento indeterminado, llegó; excusándose en un «error de agenda».

Ahora bien, si fue D. Luis, como ha reconocido, el que cometió el “error atribuible a mi persona”; ¿No debería ser él quien pague el pato de la boda, de casi 900 euros, en vez de todos los torresanos?

De todas formas, esperamos que Pepe y Paca disfruten del regalo que les hicimos los vecinos de Torrelodones, aunque ellos, seguramente, hubiesen preferido que no les regalásemos nada, y casarse; después de todo, era el día de su boda.

Seguro que ni ellos ni los invitados olvidarán ese día (que de milagro no necesitarán repetir). Y esperamos que a pesar de todo, les quede un bonito recuerdo, porque, como dirían en un anuncio de Master Card: “Casarse en Torrelodones, no tiene precio””.

 

 

21 Flares Twitter 4 Facebook 14 Google+ 2 LinkedIn 1 21 Flares ×

Etiquetas:, ,

La Voz de Torre y Hoyo

Periódico de información general sobre los municipios de Torrelodones, Hoyo de Manzanares y pueblos colindantes del noroeste de Madrid

Nació en mayo de 2003